Seleccionar página

A menudo se confunde la labor de un arquitecto con la de otras ramas de la construcción y el diseño. Queremos que conozcas facetas de los arquitectos no tan generales. De esta forma te será más fácil identificar su labor.

Si planteamos reformar o rehabilitar una vivienda o local podemos dudar del tipo de profesionales a contratar. Es decir, cuestionarnos las necesidades concretas y quién solventaría cada una de ellas. Vamos a ver si despejamos esta duda.

Cuándo necesito un arquitecto

Los casos en los que es imprescindible contratar un profesional con el título de arquitectura están regulados. En concreto en la LOE (Ley de Ordenación de la Edificación). Puedes consultarla aquí https://www.boe.es/eli/es/I/1999/11/05/38.

Y el resumen sería el siguiente:

Para cualquier obra nueva o de gran envergadura es necesaria su intervención. En el caso de las reformas, siempre y cuando se altere la estructura original del edificio o la configuración arquitectónica. En estos casos necesitas un arquitecto.

En casi todos los casos hay que solicitar una licencia de obra. Hay dos tipos de licencia: Obra mayor y Obra menor.

Obra mayor

Cuando se efectúa una reforma integral o que afecte a la estructura. Por ejemplo, cambios en los elementos de la fachada. También ampliar metros construidos, muros de carga o pilares. Así como añadir balcones y otros elementos.

Obra menor

Si se trata de modificar paredes, suelo o cambiar puertas es necesario solicitar un permiso de este tipo. Para una obra menor no es necesaria la intervención de un arquitecto. Aunque te contamos porqué sería buena idea contratar uno.

¿Me costará más dinero?

Si estás pensando si contratar un arquitecto o no por el dinero deberías seguir leyendo. Porque verás que puedes ahorrar costes además de tiempo y quebraderos de cabeza.

Qué trabajos realiza un arquitecto

Un arquitecto se encarga de diseñar, proyectar, realizar planos y supervisar el proceso de construcción completo. Asesora sobre la viabilidad del proyecto en todo tipo de espacios y edificios civiles.

Existen otras funciones no tan conocidas:

  1. Diagnostica el estado de la vivienda, edifico o local previamente a una compra, reparación o reforma.
  2. Escucha tus necesidades presentes y futuras evitando otras reformas más adelante.
  3. Experto en ahorrar energía. Sabrá hacer más confortable y eficiente tu vivienda o local comercial. Son expertos en aconsejar sobre aislamiento, aprovechamiento de luz y los materiales más indicados.
  4. Se encarga de la parte administrativa (permisos y licencias de obra).
  5. Elabora presupuestos y calendarios de obra optimizando los gastos y evitando retrasos.
  6. Negocia el coste de los materiales con proveedores y contratistas.
  7. Da solución a los imprevistos que puedan surgir durante la obra. Pueden ser muchos y muy variopintos.

Por todas estas razones es el profesional más indicado para tu reforma. Resultará rentable y ganarás tranquilidad y calidad. Tendrás una vivienda más eficiente, lo que se traduce en más económica de mantener. ¡Y mucho más!

No te lo pienses. Pon un arquitecto en tu vida y empieza a diseñar con él la casa de tus sueños.

un arquitecto