Al plantearnos construir la casa de nuestros sueños, una de las primeras dudas que nos surgen es ¿qué es mejor, una casa de una sola planta o de dos alturas? No son pocos los clientes que nos plantean esta duda. Ambas tienen sus ventajas y desventajas.

Además de nuestros gustos y estilo de vida, habrá que tener en cuenta varios factores. Lo que más influirá en la decisión, es el uso que se le va a dar a la vivienda y el tamaño del terreno.

En esta entrada, vamos a desgranar las bondades y los mayores inconvenientes de cada una de las opciones.

Casa en una planta baja

A menudo, las personas que se decantan por una vivienda en planta baja, piensan en una casa para toda la vida. Si se prioriza la comodidad y la movilidad, este tipo de edificaciones gana por goleada. Aunque tienen algunas desventajas que hay que tener en cuenta para realizar un diseño y distribución acertados.

Ventajas

  • Accesibilidad: sin duda la ventaja más clara. Las personas con movilidad reducida y ancianos ven aquí la mejor elección. También simplemente por la comodidad de tener todo en el mismo piso sin escaleras.
  • Mayor superficie útil: el hecho de no necesitar escalera y, por tanto, distribuidores, se traduce en más metros de superficie habitable.
  • Ampliaciones: en caso de futuras ampliaciones, serán más fáciles de realizar. sobre todo si la casa está rodeada de terreno. No obstante, sería conveniente comentarlo con el arquitecto. Así podrá dejar resuelto dónde se ubicaría la ampliación y cómo se conectaría al resto del edificio.
  • Mantenimiento: la limpieza de cristales, pintar o hacer reparaciones será más sencillo y económico.
  • Conexión interior-exterior: estas construcciones facilitan mayor fluidez exterior/interior y se disfruta más del jardín.

Desventajas

  • Eficiencia energética: las pérdidas de energía son mayores en este tipo de casas, ya que tienen un volumen menos compacto, con más cubierta y fachada.
  • Ocupación de parcela: una sola planta ocupa más espacio de parcela, por lo que será importante decidir de cuánto terreno exterior queremos disponer.

Vivienda en dos plantas

La mayor parte de las viviendas unifamiliares tienen dos o más alturas. Ello se debe principalmente al tamaño de la parcela. Antaño se destinaba la planta baja a caballerizas y servicio, mientras que las plantas superiores eran las consideradas zonas nobles. Hoy día este concepto ha cambiado mucho.

Ventajas de disponer de dos plantas

  • Diseño y juego espacial: este tipo de construcción permite crear fachadas más estéticas o habitaciones a doble altura por ejemplo.
  • Eficiencia energética: con menor superficie envolvente respecto al volumen de la vivienda, el calor tiene menos sitio por donde escapar. Especialmente por el tejado, que es la zona más importante a la hora de pensar en el aislamiento.
  • Ocupación de parcela: si prefieres más espacio exterior, sin perder metros en el interior o cuando la parcela es pequeña, te interesa esta opción.
  • Vistas: a mayor altura, mayores vistas y luminosidad, si bien influye también la finca y el entorno de la misma.
  • Coste: en principio es algo más económico edificar dos alturas que una sola, ya que precisa de menor superficie de cimentación y menos metros de tejado. Aunque esto es algo demasiado general y que depende de muchos otros factores.

Desventajas

  • Accesibilidad y comodidad: si no quieres cansarte de las escaleras o piensas envejecer en esa casa, deberás valorar este punto.
  • Pérdida de superficie útil: con un buen diseño se puede minimizar, habrá menos espacio útil al tener escaleras y sus espacios de distribución.

Construir la casa de tus sueños es algo maravilloso, que muy probablemente, harás solo una sola vez en la vida.

Si quieres un consejo de arquitecto, piensa bien qué uso le vas a dar a tu nuevo hogar y cuáles pueden ser tus necesidades a largo plazo. Merece la pena disponer de asesoramiento profesional para tomar la decisión más acertada. Y si sigues tiendo dudas respecto a tu casa ideal, contacta con nosotros y te ayudaremos con nuestro método exclusivo.